12 may. 2015

96 | Te llevaré conmigo.




Ya no podíamos contar con él, por mucho que Clarita lloriqueara frente a la ventana, el dragón había escapado. Papá tampoco terminaba de acostumbrarse. Cada noche se sentaba en el sofá estirando los pies en el aire, como si el enorme conejo blanco pudiera salir de la chistera para acariciárselos, pero había desaparecido, igual que el duendecillo que soportaba las letanías de la abuela. A menudo se miraban desorientados, incapaces de encontrar respuestas. Yo fingía su misma confusión, pero cuando dejaban de prestarme atención volvía a mi cuarto, me escondía bajo la cama y tachaba otra mentira de la carta de mamá.

Microrrelato dedicado a Miguelángel Flores, ganador de la semana pasada en el REC.

16 abr. 2015

Pequeños cuentos para leer en 1 minuto

Portada del libro

Meses de duro trabajo para intentar que el resultado sea el mejor posible. Escribía Calderón que los sueños, sueños son, pero vivirlos hace que muchas cosas tengan sentido.

Manual de instrucciones para leer microcuentos: 
1º Búscate un sofá bien blandito. 
2º Todos los microcuentos de este libro hacen referencia a un cuento clásico... o casi todos. 
3º Elige el microcuento que más te apetezca: por el título, por el dibujo... ¡o al azar! 
4º Léelo de un tirón, a ver qué te parece. Si no adivinas de qué cuento se trata no te preocupes... aún no está todo perdido. 
5º Vuélvelo a leer más despacio para encontrar las pistas ocultas, mira bien los dibujos. 
6º Repasa los cuentos clásicos con papá, mamá, el abuelo o la abuela. Si tienes un hermanito o hermanita mayor también vale. A ver si entre todos adivináis en que cuento se basa el microcuento que estás leyendo. 
7º Cuando descubras el cuento vuelve a leerlo, en ese momento todas las pistas aparecerán como por arte de magia. 


¿Qué cuentos encontrarás en este libro? Alicia en el País de las Maravillas, Blancanieves, Caperucita Roja, La Cenicienta, La Bella durmiente, El traje nuevo del emperador, El Flautista de Hamelín, La princesa y el guisante, Hansel y Gretel, Jack y las habichuelas mágicas, La lechera, La sirenita, Los músicos de Bremen, El patito feo, Peter Pan, Pinocho, Pulgarcito, El rey Midas, Ricitos de oro, La princesa y el sapo y El sastrecillo valiente.

Así empieza el libro de microrrelatos infantiles que hemos construido durante todo este tiempo entre Mònica Sempere y uno que por este blog escribe y dibuja siempre que puede. Los textos son de Mònica y las ilustraciones mías, pero su visión ha estado presente en muchos de los dibujos. Una suerte poder disfrutar de un proyecto como este con tu pareja. Un sueño compartido, un sueño largo que, pese al tópico,  al final ve la luz.

El principal problema que nos hemos encontrado al escribir estos microrrelatos es que los niños a los que va dirigido (4-7 años) no tienen porque tener un conocimiento previo de las historias, así que jugar con lo que debe saber el lector para hacerlo complice era complicado.  Por este motivo hemos escogido los cuentos clásicos, porque si bien habrá niños que no los conocerán todos, la mayoría si conocerá algunos de ellos. Desde el principio decidimos enfocar el libro para una lectura en compañía, del papá, de la mamá, del abuelo... de forma que los microrrelatos del libro puedan dar pie a explicar la historia en la que se basa. 

Una vez leídos, aunque ahora mismo están en imprenta, debo añadir que muchos de los textos que Mònica ha vertido en este libro han conseguido trascender esos límites infantiles y a ojos del lector adulto pueden llegar a conseguir una nueva dimensión, con un mensaje que al final se hace claro: El destino no está escrito, no tienes porque conformarte con lo que te ha tocado. Puedes revelarte y conseguir tus sueños si trabajas para ello. Con esta frase resumiría la sensación que me ha quedado tras leerlos antes de que entren en imprenta.

Por supuesto, los que os acerquéis a leerlo os encontraréis con un lenguaje fluido y sencillo, con pocas palabras "difíciles" para que la lectura sea fácil. Pero Mònica ha sido fiel a su estilo y los textos contienen esas imágenes rotundas y personales que tienen sus otros textos para adultos. 

Y de las ilustraciones... ¿Qué? eso le tocará a otros contarlo. Solo puedo decir que creo que es mi mejor trabajo hasta la fecha con diferencia. Estoy contento con el resultado y, aunque siempre queda mucho por aprender, he puesto todo lo que sé en cada una de ellas. Así que eso ya me lo contaréis vosotros.

No quiero extenderme más. El libro sale a la venta el próximo 21 de mayo. Así que habrá que esperar, pero ayer me dijeron que ya hay una persona que lo ha reservado vía online. Por suerte tiene un precio bastante asequible. 12,95€ y su distribución por librerías parece estar asegurada. 

Quiero agradecer a nuestra editora la confianza depositada en nosotros para este proyecto y espero que la editorial Beascoa gane con este libro lo suficiente para que recibamos otro encargo. Pues, pese al estrés, los nervios de las últimas semanas, y las dificultades que nos hemos ido encontrando durante el proceso la posibilidad de soñar despierto cada día durante tanto tiempo no tiene precio. Y además de regalarnos esta experiencia indescriptible nos pagan por ello. ¿Puede haber algo mejor? Pues sí. Repetir.

Un abrazo muy fuerte a todos los seguidores del blog.
Y el agradecimiento para todos los que nos han apoyado y enseñado tanto del microrrelato en estos cuatro años.

Y para terminar, ya sabéis. Como fieles representantes del microrrelato, este libro puede ser la excusa perfecta para introducir a nuestros pequeños en el apasionante mundo de lo breve. Espero que si os animéis lo disfrutéis, ahora ya no nos pertenece a Mònica y a mí. Ahora es vuestro.

30 nov. 2014

AUSENTISMO FORZADO

Detalle de una de las ilustraciones del libro

Buenos días. Escribo estas líneas para explicar el porqué de mi ausentismo en el blog. No creáis que he dejado de escribir (un poco sí) o que mis musas se han largado dejándome sin inspiración... Es que las tengo a todas trabajando para un único fin. La cuestión es que desde septiembre estoy embarcado en un proyecto que representa un sueño cumplido para mí. Llevo años esperando la oportunidad de poder ilustrar un libro infantil (aunque reconozco que por H o por B, no lo había intentado de verdad hasta ahora, y por fin, esa oportunidad se ha materializado. Os imagináis? un montón de dibujos para los niños ( y los no tan niños, ya aviso) pero el proyecto supera con creces mis expectativas más peregrinas. No solo tengo la suerte de ilustrar un libro infantil, sino que además el contrato (sí, habéis leído bien, ¡contrato!) es con una editorial de las grandes... sigo en la nube, pero es que aún hay más, por que los textos que me ha tocado ilustrar son magníficos y no podía ser de otra forma por que son de una conocida de la mayoría de los que pasáis por aquí. Mònica Sempere, la persona con la que comparto sueños, decepciones, éxitos y fracasos, con la que vivo mi vida y la suya... así que este proyecto se ha convertido en algo único, entrañable y vital para los dos. Un privilegio que sea así.

Ni que decir tiene que me estoy dedicando en cuerpo y alma. De ahí mis ausencias. Para un ateo reconocido como yo, asumir que se tiene alma ha sido un descubrimiento interesante, os lo aseguro, más aún cuando el cuerpo se queda en casi nada, consumido tras horas y horas sentado ante el blog o el ordenador...

Y por supuesto!, vuestro apoyo todo este tiempo ha empujado a seguir remando, así que no podía hacer otra cosa que compartirlo con todos. Gracias.

Os dejo aquí arriba una muestra, un detalle de una de las ilustraciones, ya me diréis que os parece. Solo espero que seamos capaces de conectar con el público infantil para poder materializar el verdadero sueño, comprobar que hay personas (personitas en este caso) que quieren escuchar lo que tenemos que contarles y que al terminar este libro pregunten si no hay más?

Si quereis ver más dibujos míos y de vez en cuando algo más de este proyecto, os invito a pasar por mi página en instagram: SALITREILUSTRADO

Gracias a todos.

9 oct. 2014

95 | La plaga


Mi segundo despojo de la temporada.

LA PLAGA

Deberías airearte un poco porque hueles mal. Así rezaba el cartel que colgaba en mi esquina. Miré a lado y lado. Nadie. Alcé un brazo y luego otro para comprobar si era cierto. Así era. Apestaba. Decidí regresar al albergue. Necesitaba una ducha. Mientras caminaba, las moscas zumbaban alrededor, las personas cambiaban de acera y los comercios cerraban. Al llegar a la avenida me rodearon varios coches de policía. Unos agentes hermetizados me metieron en un furgón. No sé cuanto duró el trayecto. Mucho. Me trasladaron a un recinto donde la basura se amontañaba. Allí me dejaron, a mi aire, pero no estuve solo mucho tiempo

26 sept. 2014

94 | El tren


Mi primer despojo de la temporada, escrito hace semanas y publicado ahora que tengo un ratito.... espero que os guste porque tengo las palabras algo oxidadas... pronto podré decir porqué... Porqué no escribo. Respecto al dibujo... hoy no estaba demasiado inspirado así que me he dejado llevar.

Ella no tiene habilidad ninguna para recogerse el pelo, ya no. Él la busca al entrar. Se sienta cerca. Jamás la mira directamente, prefiere su imagen reflejada en el barrido de calles que se proyecta en el cristal. La descubrió hace meses, traqueteando en el asiento con sonrisa amplia, mucho antes de que sus ojos se oscurecieran y sus manos empezaran a temblar. Hoy se ha levantado dispuesto a dar el paso. Ha reunido fuerzas para sentarse junto a ella y hablarle, aunque sea del tiempo, pero corre en su contra. Ella abandonará el tren, y a él todavía le quedarán estaciones para llegar a su destino.

Espero vuestras críticas, pero no os paseis demasiado, que estoy sensible. je, je.

31 may. 2014

93 | La Sirena-Perro


La sirena Perro


Tiene el olfato más fino que existe, capaz de oler un caballito de mar a veinte islas de distancia y cuando nada es la más rápida de todas. Su tesoro más preciado es un hueso de ballena que lleva royendo desde hace varios años. Le gusta perseguir a las langostas, jugar con las tortugas y no le dan miedo los tiburones. Cada vez que un barco navega sobre su territorio, ladra burbujas que emergen a la superficie como notas musicales, y si hay perros sueltos en cubierta se ven arrastrados a saltar por la borda. Durante varios minutos juguetean en el agua pero al final del pataleo, los perros caídos se ahogan irremediablemente y la Sirena-perro vuelve desconcertada a casa. Mientras mira su fabulosa cola de pez, se pregunta por qué trágica ironía evolutiva el resto de perros del mundo tienen esas inútiles patas traseras que los condena a la extinción, y se alegra de ser diferente.

Microrrelato presentado al certamen ENTC

19 may. 2014

92 | Para quererte mejor


Ya ha pasado todo. Ha pasado la 1ª Jornada del Microrrelato en Barberà del Vallès. Ha pasado la charla de Ginés Cutillas sobre microrrelato y corto cinematográfico, ha pasado también la comida "de germanor" que decimos por aquí. Conversaciones interesantes alrededor de un plato de butifarra con "mongetes" y alioli para postrear con algo parecido a revuelto de natillas que no estaba mal (eso no era Crema Catalana). Luego: la lectura y reparto de micros tuneados.

Muchas serán las crónicas que se harán en los blogs de los asistentes, muchas las anécdotas, no quiero extenderme demasiado. La cuestión es que mi microtuneado fue a parar a brazos de una amiga: Elysa Brioa. Sé que el dinosaurio despojado se amoldará perfectamente a su nuevo hábitat, merced al cariño y simpatía que desprende Elysa, Y es que debía venir para llevárselo a casa. También sé que el dinosaurio perdido no podía ir a para más que a manos de una amigo o amiga, pues todos los asistentes  lo son.

Los allí reunidos saben que mi voz y mi timidez no se llevan demasiado bien con el micro, en el más amplio sentido de la palabra, en este caso ni con el micrófono ni con el microrrelato que leí. Me consta que lo destrocé con mi voz temblorosa. Por este motivo lo cuelgo por aquí para que comprobéis que no era un sin sentido, o quizás si...


Para quererte mejor

Nos lamentamos, hipócritas, de no haberlo visto venir hasta que fue tarde. Desde pequeño sintió una atracción irracional por la luna. Le aullaba en el balcón siempre que se llenaba. Luego empezó a salir de noche. Regresaba al alba, agotado y mugriento.

Pedro aceptó al niño aunque no era suyo. Soportó aullidos, cacerías de ratas, gatos callejeros y la macabra colección de trofeos. Se resignó durante años, hasta que desapareció el primer vecino. Entonces me dejó.

Hoy llevaré a mi hijo a la cabaña del bosque donde da inicio la historia. Espero que la escopeta de Pedro siga donde la dejó, junto a la despedazada caperuza roja.

Ha pasado También la presentación en Diarium de los libros "Precipicios Habitados" de Mar Horno y "Verde como el hielo" de Pedro Sánchez Negreira. La presentación del libro "Despojos del Rec" en la fábrica MORITZ de Barcelona con el excepcional maestro de ceremonias Pedro Herrero y la fabulosa representación de varios de los micros engarzados por Miguelángel Flores en una pieza teatral interpretada de forma magistral por Maria Lesmes y Julia Lora. 

Pasaron también las despedidas, y ahora solo quedan los recuerdos y las ganas de volver a encontrarnos.

Fernando Martínez