30 abr. 2012

34 | ¡Ahí te pudras!

Simulación digital de pintura sobre madera.
El siguiente micro ha quedado segundo en el Concurso de Microrrelatos El Cid Campeador: Microcantar de Mio Cid 2012. 

Debo reconocer que la edad media y las leyendas que rodean al personaje del Cid me han atraído desde pequeño. Es evidente que se trata de una visión idealizada -casi quijotesca- de una de las épocas más duras y oscuras que ha vivido la humanidad, pero espero que me permitáis mantener mi propia visión de esa época de caballerías donde tenían cabida, El Cid, Ricardo Corazón de León, Arthur Pendragón, Ivanhoe, el príncipe valiente, Robin Hood y tantos otros que han alimentado mi imaginación desde entonces.

Agradezco a la Asociación Ego Ruderíco la creación de este evento literario y les felicito por la iniciativa. Estoy deseando tener ya el libro en mis manos.

La ilustración la he realizado especialmente para la ocasión.

¡Ahí te pudras!

Me condenaron por prestar servicio al desterrado. ¿Cómo podía yo saber, que el hombre que entró en mi herrería era el famoso Cid campeador?  Hice mi trabajo, herré su caballo y afilé su espada. Un buen caballero no escatima monedas en esos menesteres y el otoño ha sido aciago. Durante el juicio, mis argumentos cayeron en saco roto y yo en este agujero donde la sed y el hambre harán lo que ellos no osaron.  Oigo a los soldados rondar por el adarve. Orinan sobre mí desde las alturas. Rezo para que sigan haciéndolo. La sed verdadera destierra el asco.

Os dejo enlace a la web de la asociación:
Asociación Ego Ruderico

42 comentarios:

  1. El Cid es el trasfondo. Tu texto habla de la desesperación humana. De lo que somos capaces en las situaciones extremas. Sobrecogedor.
    Felicidades

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mei. Cualquier escenario puede permitir hablar de la condición humana. Tienes razón, el CID es el pretexto impuesto por el concurso que a mí me sirve para contar la historia que quiero.
      Muchas gracias.

      Eliminar
  2. La verdad que hay un punto en el dolor y la desesperación que te deja aislado del cuerpo y tu mente solo piensa en sobrevivir. Me ha gustado.
    Pero, ¿esta pintura está hecha sobre madera? Parece que has hecho un pegado digital sobre textura de madera, hasta se ve la pintura que pasa por una grapa sin perder contorno... no sé yo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un pegado digital Rubén. Por eso digo extraída directamente de la imaginación. No me gustaría que se malinterpretara, así que lo cambio ahora mismo.
      Gracias por pasar Rubén.

      Eliminar
    2. Gracias a ti por escuchar comentarios y por aclarar los malentendidos como yo. Un saludo y gran trabajo

      Eliminar
  3. Muy bueno el texto y el pegado digital. Enhorabuena!!!
    La condición humana, en tiempos del Cid y en cualquier época.

    Un saludo indio
    Mitakuye oyasin

    ResponderEliminar
  4. Me gusta mucho, Fernando. Me llama la atención esa lucha por la supervivencia en las peores condiciones. Pienso si no será posible dejarse morir.
    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre había creído que el ser humano era la única especie capaz de dejarse morir, aunque tendemos irresistiblemente a la supervivencia instintiva, pero últimamente nos llegan noticias de suicidios colectivos en otras especies, delfines, ballenas, pelícanos... ¿Qué está pasando?
      Un abrazo Ana, y muchas gracias por pasar.

      Eliminar
  5. Fernando, algunos tuvimos la suerte de escuchar este texto en la lectura de micros del pasado jueves en La Microbiblioteca. Hoy lo leo, y gana, como bien dices el CID es la excusa para hablar de la condición humana, de los hombre, de la vida. Aunque la vida no es mas que la prórroga que nos concede la muerte, la jugamos hasta el último minuto, hasta el último hálito.
    Felicidades por el premio. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Xavier. Gracias por pasar, y aún más por venir el jueves a escucharnos.
      Tengo que reconocer que leer ante vosotros fue una experiencia inolvidable. Gracias por vuestro apoyo.
      Me alegro de que te guste el micro, y estoy de acuerdo contigo, creo que es mejor leerlos, pues al darles tu propio ritmo, tu propia voz el contenido llega a completarse mejor.
      "La vida se abre camino" gran frase extraída de Parque jurásico que encierra una de las grandes verdades del "milagro" de la vida y que podría definir esa necesidad instintiva por saber que nos pasará mañana.
      Como me he enrollado.
      Un abrazo, y gracias.

      Eliminar
  6. Yo he tenido el privilegio de leer est relato por boca de su autor... Vaya, miro arriba, y veo que Xavi ha dicho algo parecido.
    Bueno, intento decir algo nuevo. Ya dijiste que eras finalista, me alegro que hayas quedado segundo, bueno, mejor habría sido primero, pero me parece que no hay que abusar. Y luego dices de mí...

    Un abrazo, amigo simbombero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tuve el privilegio de tener un elenco de escritores delante escuchando... y aún así no salí corriendo. Igual es que empiezo a dominarme.
      La simbomba está en todas partes, eso es cierto.
      Por cierto, ya queda menos para que le expliquemos al mundo que es eso de la simbomba, ¿no?
      A ver, a ver...

      Un abrazo, estoy ansioso de conocer cual es tu próximo premio...

      Eliminar
  7. Felicidades por ese segundo puesto Fernando!!
    Ya ves,te voy comentando a cuenta gotas,perdona es que antes no pude,y quería hacerlo en la anterior entrada primero,pues me llamo la atención los videos y claro me entretuve demasiado y ya no pude comentarte aquí.

    Decirte que me ha gustado como has enlazado El Cid,con la historia de un hombre tratado injustamente,condenado de por vida,a sufrir la más triste de las muertes,por hambre,y que por sobrevivir es capaz de beberse lo que le echen.
    La supervivencia ante todo,nos quita cualquier tipo de dignidad.

    El dibujo me parece perfecto!!

    Un abrazo Fernando!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hoa Estrella... la verdad es que últimamente casi todas las historias que se me ocurren hablan de la injusticia de una forma u otra. Y tengo que hacer verdaderos esfuerzos para buscar puntos de fuga en los que hablar de otras cosas. Hay un par de temas que nunca he tratado y algún día intentare...
      La verdad es que estoy muy contento del dibujo, casi más que del micro.

      Un gran abrazo, Estrella.

      Eliminar
  8. Enhorabuena, has escrito manteniendo el estilo de esa época y me gusta que el protagonista verdadero (más que el Cid) sea de la plebe.


    Saludín

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Rosana.
      Le informo a vuestra merced que no he mantenido ningún estilo... yo hablo así siempre.
      je, je, je
      Ahora hablando en serio. Resulta que ni lo he pensado. Cuando escribo intento ponerme en el papel del narrador y la voz surge por si misma... Al menos en este caso no es un proceso de reconstrucción buscando las palabras idóneas para conseguir ese efecto. Muchas gracias por pasar y comentar.

      Un abrazo.

      Eliminar
  9. Enhorabuena!!! A mi también es una época que me gusta mucho, pero quizás más la imagen que yo tengo de ella que la real.

    Besos desde el aire

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estamos en sintonía, entonces.
      Será ese aire tuyo...
      Besos.

      Eliminar
  10. MARÍA LAURA AMUCHÁSTEGUI30 de abril de 2012, 16:34

    MUY BUEN MICRO, SE MERECE PREMIOS!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida, María.
      Te agradezco la visita y el comentario.
      Me alegro de tenerte por aquí y espero que vuelvas siempre que quieras.
      Un abrazo.

      Eliminar
  11. Ay Fernando que te voy a tener en mis manos. Te explico : participé, y se confundieron diciéndome que estaba entre los diez finalistas. Un día antes de la elección en el Mesón El CID de Burgos ( apunto casi de ir allí), me confesaron su error (debí estar danzando entre los definitivamente seleccionados pero al final no fue posible). El caso es que les he solicitado el libro porque a mí también me gusta el tema.

    Y bueno ¡lo has bordado!, me encanta cómo lo has hecho. Esa viviencia del herrero no tiene pérdida.
    FFLICIDADES por su PREMIO. Jó, es muy bonito, de verdad.
    Un abrazo de Laura.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jo, Laura. Pues lo siento, la verdad, porque me pongo en tu lugar y duele.
      Por lo que he hablado con los organizadores del concurso, son unas personas exquisitas y estoy seguro que al darse cuenta debieron pasarlo fatal. Llamarte para comunicarte esto debió ser realmente difícil para ellos, pero para ti, no puedo imaginarlo, que te corten la ilusión de estar ahí después de haberte confirmado que estabas... ya ves yo hasta lo dije en Facebook y todo, cuando supe que era finalista... Bueno. Vendrán más, de eso estoy seguro.
      Yo estoy deseando tener el libro en mis manos para verlo.
      Cuando lo recibamos ya lo comentaremos.
      Gracias por el comentario.
      Un gran abrazo, Laura.

      Eliminar
    2. No, no fue para tanto Fernando, yo era la primera sorprendida con la supuesta selección, realmente estaba ¡asombrada! cuando leí el mail y la convocatoria para asistir a Burgos... Todo se aclaró fenomenalmente y en cuanto me envíen el librito me lo leo, y para que veas "mi asombro" publicaré los micros que envié.

      Un abrazo, Fernando.

      Eliminar
    3. No tardes en publicarlos. así podremos disfrutarlos.
      Un abrazo.

      Eliminar
  12. Qué maravilloso que hagan un concurso con un tema tan específico; las distintas ópticas sobre una época-estética concreta pueden ser sumamente enriquecedora en general. Y creo que en particular un mar de sorpresas para los seguidores de la literatura de caballería... (en todos los tiempos habrá quijotes),,,

    Y en tu micro -con todo el respeto de un lector que trae más instinto que sapiencia- veo un poco el espíritu del Quijote, porque en ese final la épica toma el sitio más subterráneo que le puede tocar a la heroicidad; como en los buenos caminos el trayecto final parece justificar todo lo anterior, es decir todo el micro parece viajar en pos de esa gigantesca frase del final: La sed verdadera destierra el asco.

    Increíble Fernando, absolutamente genial.
    Me saco el sombrero y lo dejo aquí, colgando del espiral.

    Como no tuve tiempo de ver los videos completos no sé si este lo leíste o no (calculo que no),,, creo que este micro leído debe poner la piel de gallina.

    Me pone muy feliz lo de la publicación, hoy es un día de festejo para el reino.

    Fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ah, Perdón. Se me olvidó decir que también me gustó mucho la ilustración porque me hizo pensar en la carta del tarot marsellés, la muerte. Donde se pinta a la muerte a caballo por sobre el señor y el siervo... por lo tanto muy interesante aquí la muerte a caballo detrás del señor.

      Ahora sí, hasta nuevas premiaciones :).

      Eliminar
    2. Hola Juan, ante todo, muchas gracias por tus comentarios. Me reitero al decir que son estupendos y profundamente analíticos.

      Tienes razón al decir que la última frase resume la idea a la que quiere conducirnos el micro. Esa al menos era mi intención. Hay situaciones de necesidad verdadera y desesperada en las que el orgullo sobra siempre y la dignidad en muchas ocasiones
      .
      Respecto al tema de la lectura. Yo sigo creyendo que los microrrelatos están pensados para leerlos y no para escucharlos, aunque esto último puede ser interesante de vez en cuando. No se si le pasa al resto de la gente, pero yo, cuando escucho por primera vez una canción no suelo quedarme con mucho más que el estribillo principal, y es a base de oírla (o escucharla atentamente alguna vez) que llego a sacarle todo el meollo. Con los micros debe pasar lo mismo, con la dificultad añadida que en muchas ocasiones, están escritos de tal forma que es el lector el que los completa, y a veces hasta leyendo es difícil. Yo intenté leer los micros más directos que tengo, que por otra parte creo que son los mejores. Al acabar la lectura, el propio Ginés me confesó que él suele hacer una introducción al microrrelato antes de leerlo para poner en antecedente al oyente, y que sabe que aún así, en muchas ocasiones el micro no llega. Yo me apunto el consejo por si se da el caso de una próxima lectura.

      Respecto a la ilustración. Desde el principio quise emular el estilo medieval, desde mi prisma, y aunque estuve mirando libros de arte románico, frescos medievales y pantocrátores varios, tienes razón que al simplificar la imagen recuerda más a esas del tarot marsellés que mencionas. La idea de que el Cid llevaba la muerte a la grupa me pareció adecuada, dado el contenido del micro.

      Creo que es un buen complemento.

      Gracias, Juan.

      Eliminar
  13. Uff, Una ilustracíon magnífica y un micro espectacular! Eres todo un genio!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Aniagua.
      Me abrumas, debo estar iluminando la pared de mi estudio de rojo intenso...
      Pero te aseguro que se que queda mucho, mucho, mucho por aprender, y a eso pienso dedicar mis esfuerzos.

      Eliminar
  14. Merecidísimo segundo premio, enhorabuena, es excepcional. Casi puedo verlo, las imágenes muy logradas, muy bien escrito y con un final brutal. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Muchas gracias Mar.
    La verdad es que estoy muy contento de tener unos amigos "virtuales" cómo vosotros.
    Una gran familia creativa es lo que es esta blogosfera.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. No puede sorprender que este micro haya sido galardonado en el concurso, Fernando, porque es formidable.

    A pesar de todos sus pesares, la edad media es una época que cautiva al aventurero que los hombres llevamos dentro.

    Un abrazo y mi enhorabuena.

    ResponderEliminar
  17. Veo que compartimos esa visión idealizada del medievo, Pedro.
    Un abrazo y gracias.

    ResponderEliminar
  18. Me parece excepcional este micro tuyo, Fernando, realmente me gustó, más con ese magnífico dibujo caballeresco que, más que completarlo, lo complementa. Coincido totalmente con la frase final, la desesperación por sobrevivir hace que lo que a todas luces da asco se desvanezca por completo. La historia de este pobre condenado me hizo acordar a "La historia del rey transparente", gran novela medieval de tu compatriota rosa Montero. Por último, sólo decirte que me gustó conocerte a través de la pantallita de YouTube y oirte leer, ahora puedo imaginarte mejor, jaj. Nos leemos, Mariángeles

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por pasar.
      Me alegro de que te haya gustado y que compartamos puntos de vista.
      Un saludo.

      Eliminar
  19. Precioso, mágico y realista. Felicdades

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Curioso... esos tres adjetivos juntos. Me alegra oírlos.
      Gracias por pasar Lar-ami.
      Vuelve siempre que quieras.

      Eliminar
  20. Enhorabuena, Fernando, merecido premio, he visto un poco de las lecturas que hicísteis el otro día y estuvieron genial. Enhorabuena también por ello. Un abrazo desde Madrid, si me quedara más cerca habrïa asistido sin duda. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  21. Me alegra verte por aquí de nuevo, Manu.
    la verdad es que fue una experiencia muy buena y los "gigantes" me han enseñado trucos para que la próxima (si la hay) salga aún mejor.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  22. En la lectura del otro día me pareció uno de los mejores. Me gustó mucho y se encuentra en otro podio merecidamente.

    Felicidades monstruo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Xesc. La verdad es que fui con toda la artillería y hubo un momento en que sentí que se me acababa la munición...
      Muchas gracias por comentar.

      Eliminar

Este blog forma parte de la ABLACC (Asociación de Blogs Literarios que Aceptan Crítica Constructiva). Así que despáchate a gusto, pero explícame tus razones.