17 dic. 2012

61 | Cuenta atrás



Antes de que vuelva papá debo recoger mis juguetes, lavarme, peinarme y volver a vestirme con la ropa que me ha comprado. Va a venir toda la familia a verme, incluso mamá, dice que me iré con ella para siempre, que lo que papá le hizo no tiene perdón. Es verdad, cuando se enfada da miedo, pero a mí me gusta jugar con él. Oigo la cerradura. Es papá. Me meto de nuevo en la caja. Es un poco estrecha, pero como está forrada por dentro no es incómoda. Me quedo todo lo quieto que puedo, no vaya a pensar que no estoy muerto.

Aquí os dejo otro de los despojos del REC, que he presentado este año. La ilustración ya la usé en su día, pero con eso de los despojos del REC casi no tengo tiempo y creo que venía como el abeto en Navidad para esta ocasión.

Quizá te interesen los otros micros de la serie: La voz de los niños.

17 comentarios:

  1. OYE QUE INTERESANTE DE VERDAD ME HA GUSTADO MUCHO MUY BUENO , UN SALUDO CARIÑOSO DESDE MI BRILLO DEL MAR

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por pasar Beatriz.
      Un saludo desde las tinieblas de la tinta.

      Eliminar
  2. Corre, corre. No vaya a verte. jeje
    Buen despojo Fernando.

    Un saludo indio
    Mitakuye oyasin

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias David.
      Mientras dure lo de los eventos... si no te cogen el micro al menos hay otra salida... no?

      Eliminar
  3. La última frase, para mí, es lo mejor, sin duda, Fernando. Porque que está muerto sí que se aprecia desde el principio, supongo que no era tu intención disimularlo. Por eso, sabiéndolo, me quedo con la inocencia cruda del final.

    Abrazos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Miguel Angel. Tienes razón, creo que se insinúa que el niño está muerto, con ese "para siempre", por ejemplo.
      A mí es un micro que me gusta especialmente por todo lo que cuenta sin contarlo (si es que he conseguido transmitirlo).
      Un abrazo.
      PD. Donde te metiste el Sábado???

      Eliminar
  4. Un relato tremendo, Fernando; por la historia, por la voz, por la inocencia y por todo lo queda soterrado.

    Me da auténtica pena que a un relato así debamos incluirlo en la categoría de despojo; de verdad.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pedro, la verdad es que entre los despojos hay auténticas maravillas. Ya que no ha corrido mejor suerte, estoy contento de que reviva entre los despojos. Este es uno de los que elgiré para someter al jurado amigo, sin duda.

      Eliminar
  5. Muy bueno, acorde con las fechas que se aproximan, donde cajas de estas bailaran en las manos de millones de personas.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No acabo de entender tu entrada Jorge.
      Gracias por pasar.

      Eliminar
  6. Vengo a devolverte la visita.
    Gracias por la invitación y por el comentario en mi blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que te animes a participar en los despojos.
      Un saludo y gracias por pasar.

      Eliminar
  7. Ya te he avisado en facebook, pero ha sido buena idea venir a tu casa a contártelo: he podido leer un micro estupendo, que llega, que taladra y que te deja tocado.

    Bueno, pues eso, que somos Brócolis. A mí me ha avisado otro de nuestros compañeros, Francisco Manuel Marcos Roldán. Para que sepas más, visita a Relatos al por Mayor, en la I Carrera Verde.

    Y que me alegro.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estupendo amiga Brócoli.
      ¿quien se encarga de poner el orden?
      equipazo.

      Eliminar
  8. Uff. Se intuye dolor y ternura ¡Una mezcla explosiva!
    Gracias por dejarme el post.
    Por cierto, forma parte del equipo de una revista cultural "La Tregua". Si alguien se anima y quiere mandar algún relato, será bienvenido.
    Este año hemos empezado a subir algo de lo que se publica en ella, como un resumen. latregua.blogspot.com
    Un saludo

    ResponderEliminar
  9. También terrible. Describe muy bien y de una manera muy cruda el mundo de los malos tratos. Gloria Arcos

    ResponderEliminar

Este blog forma parte de la ABLACC (Asociación de Blogs Literarios que Aceptan Crítica Constructiva). Así que despáchate a gusto, pero explícame tus razones.